En este momento estás viendo 5 verdades que me ayudaron a mejorar la relación con mi cuerpo

5 verdades que me ayudaron a mejorar la relación con mi cuerpo

Tener una buena relación con tu cuerpo es una idea que pocas veces está promovido dentro de nuestra sociedad. Al contrario, nuestra cultura nos propone que el trabajo es más importante que el autocuidado, que hay que sacrificar para poder lograr éxitos, incluso hasta recientemente, el vínculo con el cuerpo no era considerado algo importante en la niñez y la adolescencia y estos años se llenan frecuentemente de inseguridad y vergüenzas.  

Es inevitable y totalmente natural generar una desvinculación con el cuerpo. Ya que vivimos en una etapa de vulnerabilidad, buscando constantemente la aceptación de otros, para así, lograr nuestra propia aceptación. 

 

Autoaceptación desde la niñez. Manejo de las emociones en niños. Mejorar la relación con tu cuerpo.

 

¿Qué sucede cuando logramos una autoaceptación por estímulos externos? ¿Qué sucede cuando dejamos de considerar nuestro cuerpo como una fuente sabia de información? Simple, el cuerpo, nuestra fuente más directa e inmediato de sabiduría y autopercepción, deja de tener un lugar. Claro que siguen mandándonos mensajes, sigue tratando a comunicar con nosotros, pero dejamos de escuchar. Y ya con esta desvinculación, no tenemos la capacidad de regular lo que le sucede a nuestro cuerpo. Llámese emociones, sentimientos, pensamientos o incluso dolores físicos, a veces los mensajes tienen que volverse hasta gritar para ser escuchados. Pasamos por encima de nuestro cuerpo. En este punto, existe una desconexión total entre mente y cuerpo. 

Pero, ¿esto se puede solucionar? 

Claro que se puede, no importa tu edad ni sexo. Cada persona tiene su historia y así mismo su propio proceso de sanación. Yo quiero enseñarte a conectar contigo, a conocerte y así puedas generar la habilidad de autorregularte, a través de revincularte con los mensajes que tu cuerpo te está enviando. Eso tendrá un impacto hasta sanar  tu sistema inmunológico y nervioso. 

Además, generas un empoderamiento y soberanía en el cual tanto tus decisiones como tu poder se centran en ti y en tu potencial.

¿Cómo lograr mejorar mi relación con mi cuerpo? 

Mi nombre es Ashley Medeer y como bailarina de danza contemporánea convertida en terapeuta y educadora somática, he pasado por muchos procesos de enfermedades, lesiones, incluso exigencias para lograr los estándares. Tuve que pasar varios momentos de crisis para darme cuenta de la importancia de no pasar por encima de mi cuerpo, y honrarlo más. 

Comencé a escuchar lo que mi cuerpo quería comunicarme, tal vez con una punzada en la sien, tal vez con un ardor en mi pecho o un dolor en el cuello que se presentaba ocasionalmente. Entendí que si no atendía esto a tiempo me generaría dolores crónicos. 

 

Sanar el dolor crónico a través de la vinculación corporal. Mejorar la relación con tu cuerpo.

 

Para ello, el primer paso era educarme y comprender la biología y anatomía de mi cuerpo desde un lugar más integrativo y holístico, por ejemplo,  y entender el origen de muchas emociones como lo es el estrés, como escribí recientemente.

Aparte de comenzar estudiar de forma integrativa el cuerpo, también debía reconocer para mí las verdades profundas necesarias para entrar en una autorregulación y vinculación más auténtica de mi cuerpo. Te comparto:

5 verdades para transformar tu relación con tu cuerpo: 

Un primer paso que te invito a realizar es, considerar estas ideas para hacerte consciente de tu cuerpo, regularlo y vincularlo contigo desde tu propio conocimiento.

Reconocer la Vinculación Corporal como una Danza


Mejorar la relación con tu cuerpo. Equilibrio mente y cuerpo a través de la vinculación corporal. Una danza con la vida.

 

Así como la vida está en constante cambio y movimiento, nuestra resonancia y la relación que tenemos con nuestro propio cuerpo también es cambiante. ¿Te ha pasado que te sientes en gran conexión contigo, pero otras veces incluso sientes que no eres tú? 

Puede llegar a ser frustrante cuando nos sentimos distantes, avergonzados, poco capaces o cuando le sobre exigimos al cuerpo. ¡Basta de eso!

Debemos comenzar a ver el cambio como lo natural que es y aceptarlo, aceptar que lo que nos pasa externamente puede afectarnos, si, pero también podemos dejarlo fluir y entender que todo se trata de una Danza de la vida. 

Para explicar mejor esto, me gusta decirles a mis alumnos que vean la vinculación como un baile en donde la cercanía y la distancia danzan a su propio ritmo en la vida, creando un escenario de armonía en tu cuerpo y mente. 

Nombrar la relación actual que has tenido con tu cuerpo

 

Mejorar la relación con tu cuerpo. Depresión, ansiedad, estrés, somatizar, no me gusta mi cuerpo

 

Una vez que entiendes y aceptas que no debes sentirte mal cuando no siempre existe una cercanía con tu cuerpo, puedes comenzar nombrando la relación que tienes con él. 

Inicia reconociendo ¿dónde te encuentras en esta danza de cercanía y distancia? ¿Qué tanta conexión tienes con tu cuerpo?, ¿entiendes cuando se intenta comunicar contigo? 

No tienes que calificarlo, ubícate en uno de los siguientes términos: 

    • Me siento muy distante con mi cuerpo la mayor parte del tiempo.
    • Me siento distante con mi cuerpo cuando estoy en situaciones de estrés, ansiedad, tristeza, frustración o enojo.
    • Me siento en cercanía con mi cuerpo, incluso en situaciones fuera de mi zona de confort. 
  • Me siento en total cercanía y sé escuchar a mi cuerpo, así como entenderlo.

Lo siguiente que puedes contestar es ¿Me gustaría quedarme con la relación actual que tengo con mi cuerpo? ¿Me gustaría renombrar o cambiar algo?

Pasar tiempo con tu cuerpo.  

Incluso aunque nos encontramos en total cercanía con nuestro cuerpo, es importante mantener una buena relación. Así como cualquier relación, no podemos esperar que se mantenga si no le dedicamos tiempo de calidad. 

  • Haz un listado de las cosas que más disfrutas dedicarle a otros. Puede ser darle un masaje a mi pareja, llevar a clases deportivas a mis hijos, sacar a caminar a mi mascota, etc. 
  • Ahora, identifica de ese listado ¿Qué actividades le dedicas a tu cuerpo? ¿Cuándo fue la última vez que te diste un masaje, que saliste a caminar a solas y sin distractores o que te cocinaste tu postre favorito y lo disfrutaste? 
  • Vuelve a hacer un listado y pregúntate ¿qué actividades quieres dedicarte a ti con tu cuerpo a solas? 

Quiero resaltar la importancia de la palabra a solas y sin distractores, porque muchas veces confundimos pasar tiempo con nuestro cuerpo con utilizar nuestro cuerpo para pasar tiempo. ¿A qué me refiero? 

No es lo mismo salir a caminar a un parque, ver los árboles y escuchar la naturaleza que caminar por la calle hablando por teléfono o contestando mensajes. 

No es lo mismo tomarse una ducha y cantar tu canción favorita que tomar una ducha y estar pensando en los pendientes o cosas que hay por terminar en casa o en el trabajo. 

El día tiene 24 horas, dedica mínimo 30 minutos a tu cuerpo y mira la diferencia a tu alrededor.

Crea tu propio espacio


Meditación en casa con altar. Mejorar la relación con tu cuerpo.

 

¡Esta es mi parte favorita! Es momento de crear propio espacio, o como yo lo llamo tu Somaspace

Este espacio será tu lugar sagrado, el lugar donde te recargues o liberes de energía, será el espacio que nadie más tocará y que siempre estará disponible para ti. Tu Somaspace te ayudará además a conectar con tu cuerpo interior. 

Te invito a imaginarte cómo sería. ¿Tiene plantas? ¿Qué cojín lo decora? ¿De qué color se caracteriza? ¿En qué parte del hogar se encuentra?

Y si aún no tienes claro cómo será esté espacio, comienza a caminar en tu casa hasta que encuentres un sitio donde te sientas libre, con tranquilidad, sin distracción. Solo recuerda, no puede ser tu cama.

¿Ya lo tienes? Es momento de comenzar a decorarlo. 

Convive con tu cuerpo desde una nueva perspectiva 


Clases de yoga somático con Ashley Meeder, para mejorar la relación con tu cuerpo.

 

Recuerda que la clave en toda relación es la cercanía. Y para crearla a veces necesitamos crear nuevas experiencias, conocer, intentar o probar algo nuevo. 

Para esto, te recomiendo buscar una actividad distinta, algo diferente, una guía o actividad de movimiento que puedes hacer para convivir con tu cuerpo desde otra perspectiva o forma. 

Te comparto una lista de actividades que he visto a mis alumnos realizar:

  • Unirse a un grupo de artes (baile, pintura, escultura) 
  • Unirse a clases de yoga y meditación 
  • Tomar podcast o audios de meditaciones guiadas 

Esto no únicamente te ayudará a conocerte mejor y escuchar a tu cuerpo, sino que también te ayudará a conectar y vincularte con él. 

Sé que no es un proceso fácil el autoconocimiento, la autorregulación o la autoestima. Pero quiero decirte algo, no importa qué tanto hayas vivido en tu pasado, siempre podrás recuperar y mejorar tu vínculo entre mente y cuerpo. 

Si el mundo de la conciencia corporal y el movimiento somático es de tu interés, te invito a conocer mis cursos sobre Técnicas Somáticas para la autorregulación. Aquí aprenderás de forma más completa y personalizada cómo seguir mejorando esta conexión y relación con tu cuerpo. 

Complementa tu lectura:

0 0 votos
¿Cuánto te ha gustado este contenido?
guest

3 Comentarios
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones en línea
Ver todos los comentarios
Ma Isabel Cervantes Calderón

Gracias por compartir, información tan importante 🙏

trackback

[…] Aquí entra un tema mágico que hemos estado hablando en estas semanas, que es el superpoder de la a…  Si yo puedo mandar la señal a mi cuerpo y mente de que estoy a salvo, construir hábitos y protecciones alrededor de mí, mi cuerpo y cerebro me van a poder permitir descansar de una forma mucho más eficiente. […]

trackback

[…] es un excelente momento de conectarte con prácticas relacionadas con el silencio interno y cómo usar tu cuerpo para vincularte contigo […]